Szyma y tres puntos

Arrancaba la segunda vuelta el CF Talavera en Villanueva de la Serena tras cerrar la primera con un empate en Navalcarnero siete días atrás que permitía al equipo de Pedro Díaz seguir sumando puntos fuera de casa. Dos partidos consecutivos lejos de El Prado que se saldan con cuatro de seis puntos posibles y con la portería a cero en ambos encuentros, un balance que provoca la satisfacción del técnico, quien en rueda de prensa posterior ponía en valor la victoria pese a la dificultad de la misma.

En el Municipal Villanovense se citaban dos equipos con la necesidad de revertir sus últimas tendencias. El conjunto serón, pese a cerrar la primera vuelta con un contundente 3-0 ante el CD Ursaria, no ha pasado de la novena plaza a lo largo de la competición, acumulando doce jornadas en los puestos sensibles de la tabla. El equipo de Gus, que ya ha movido fichas en este mercado invernal, ocupa actualmente la duodécima posición empatado con el CD Guadalajara que actualmente se encuentra en puestos play-out de descenso.

El partido transitó durante los noventa minutos en una lucha de poderes, de dominios compartidos y de difícil abordaje. Cierto es que el Villano no gozó de grandes ni claras ocasiones, pero su fortaleza reside en la contundencia defensiva, y por ahí sabe leer muy bien los partidos como local para sacar adelante los puntos. La primera ocasión clara la firmó Alexander Szymanowski en la primera media hora de encuentro, cuando remató a bocajarro un balón desde el punto de penalti, de primeras, tras una falta sacada por Ignacio Abeledo. Atrapaba el meta local con grandes reflejos. A partir de ahí, fue complicándose la tarea para el Talavera. A los treinta y dos minutos, Dani Ramos pedía el cambio tras sufrir unas molestias musculares. Al capitán lo sustituyó Charli Dorado, que cuajó, junto a David Morante, una buena faena en labores defensivas. Con ello concluyó el primer acto en un duelo que se presentaba harto complicado en una plaza que incluso se le atragantó al Real Betis en los 1/32avos de final de Copa del Rey, donde el equipo de Pellegrini tuvo que remontar en los últimos 3 minutos de partido una eliminatoria épica.

Durante la segunda parte, Pedro Díaz movía ficha poniendo fijación en la medular a través de Tass y electricidad en banda con Pipo de enganche. Sin embargo, la tercera ventana sería también obligada, puesto que Biel Ribas sufrió un problema en el tobillo y tuvo que entrar Álex Fernández en su lugar. Con el saldo de dos jugadores titulares lesionados, hubo quien dio por bueno el punto en el empate a nada que se estaba dando en Villanueva. Sin embargo, Alexander Szymanowski entró en acción. El argentino robó un balón que trataban los locales de sacar desde la zaga, oteó el horizonte, se percató de que el meta local estaba ligeramente adelantado y, con un magistral golpeo digno de enmarcar, picó el balón, que pasó por encima del arquero y se introdujo en el fondo de las mallas. Un auténtico golazo para resolver la contienda. Los instantes finales fueron de infarto. Con seis (que posteriormente se alargaron hasta nueve) minutos de tiempo extra y la expulsión de Ignacio Abeledo, al CF Talavera le tocó hacerse fuerte en defensa para conservar el ansiado premio que finalmente consiguió. Los tres puntos volvieron a Talavera en un campo que se le da bien al cuadro cerámico, donde hace dos años y medio consiguió el ascenso a Primera RFEF y donde no conoce la derrota.

Una victoria que alza de nuevo al Talavera a la cuarta plaza, a dos puntos del liderato que ostenta el CD Numancia. El próximo partido será el domingo 21 de enero a las 17 horas en El Prado ante el Getafe B, conjunto entrenado por Gabi y que va en claro ascenso de resultados, habiendo alcanzado cinco victorias en las últimas seis partidas y demostrando ser un candidato a todo.

Crónica del partido patrocinada por IvecoTalleres Garrido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *